Los coches voladores que, hasta ahora, no habían logrado traspasar las fronteras de la ficción, estarán surcando lo cielos dentro de dos años. O al menos eso opina la compañía eslovaca AeroMobil, que va más allá de los vehículos inteligentes o autónomos en los que están trabajando Google o Apple, y se atreve con un…